Escuela de Educación Emocional  606.393.345 / info@humaning.es

Buscando la Felicidad

  ventana.png

La novelista Edith Wharton (1862-1937), autora de La edad de la inocencia- que Martín Scorsese convirtió en una bella película-, describía la felicidad como una mariposa que se nos posa en el hombro mientras estamos absortos en algo que para nosotros está pleno de sentido: una tarea, una conversación, un pensamiento, la contemplación de algo inspirador.

 

El médico y psicoterapeuta  austriaco Viktor Frankl (1905-1997), autor de El hombre en busca de sentido y padre de la logoterapia, sostenía que no es la felicidad en sí lo que necesitamos sino un motivo para ser felices.

 

El filósofo danés Scoren Kierkegaard (1813-1855) decía: “La felicidad es una puerta que se abre desde dentro”. Solemos preguntarnos cómo es posible que alguien no sea feliz “si lo tiene todo”. Acaso tiene todo lo que se ve, pero en su alma hay un profundo e invisible vacío. Quizás no ha encontrado lo esencial, una respuesta a la pregunta por el sentido de su vida.

 

Cada vivencia tiene tres ámbitos que la conforman: el pensar, el sentir y el actuar. Un pensamiento positivo nos genera un sentimiento positivo y en consecuencia, un comportamiento positivo. A su vez, los sentimientos positivos facilitan los pensamientos y comportamientos positivos, y por su parte, los actos saludables nos generan sentimientos y pensamientos saludables. Los tres ámbitos de la vivencia son influenciables bidireccionalmente y si insistimos en estimular esas influencias saludables, estamos contribuyendo a automatizar hábitos de pensamiento, de sentimiento y de comportamiento óptimos para nuestro bienestar.

 

Las endorfinas -además de ejercer una acción analgésica- favorecen el sistema inmunológico, disminuyen la sustancia p (proinflamatoria) y el glutamato en las células (el asesino de las neuronas por excelencia) y estimulan la liberación de dopamina (neurotransmisor de la motivación).

 

Si nos responsabilizamos mas de nuestro cerebro, tenemos la posibilidad de ayudar a nuestro organismo a mantenerse activado positivamente y a través de la atención consciente, invertir energía en los circuitos que sustentan los pensamientos, sentimientos y comportamientos mas saludables.

 

hyacinth-747157_640.jpg

 

El Indice de Felicidad Nacional (IFN) de Bután, mide el estado del alma de los ciudadanos del país. En EEUU aunque los salarios se han triplicado en el último medio siglo, la felicidad manisfestada en las encuestas  por los habitantes decreció. Lo demostró hace unos años el profesor Robert Lane, de la Universida de Yale, en su libro La pérdida de la felicidad en las democracias de mercado. 

 

La felicidad es la consecuencia del modo en que elegimos vivir, de los valores que honramos con nuestras acciones y actitudes cotidianas, del modo en que nos relacionamos con los demás y con el planeta. Es lo que proviene de una elección de vida. Según elijamos, la mariposa se nos posará en el hombro. Elegimos mientras vivimos. 

 

Educación Emocional, Psicología Positiva, Life Coaching