Cómo elaborar un Diario de Gratitud

Múltiples estudios muestran que las actividades de Gratitud, como llevar un diario de gratitud o escribir cartas de gratitud, tienen importantes beneficios.

Cómo elaborar el Diario de Gratitud:-

TIEMPO REQUERIDO

10 minutos. Los estudios sugieren que escribir en un diario de gratitud tres veces por semana podría tener un mayor impacto en nuestra felicidad que escribir un diario todos los días. 

CÓMO HACERLO

No hay una forma incorrecta de hacer un diario de gratitud, pero aquí hay algunas instrucciones generales al comenzar. Escribe hasta cinco cosas por las cuales te sientas agradecid@. Escribirlo es importante; no hagas solo este ejercicio en tu cabeza. Las cosas que enumeras pueden ser relativamente pequeñas en importancia ("El sabroso bocata que comí hoy al mediodia") o relativamente grandes ("Mi hermana dio a luz a un bebé sano"). El objetivo del ejercicio es recordar un buen evento, experiencia, persona o cosa en tu vida, y luego disfrutar de las buenas emociones que lo acompañan.

Mientras escribes, estos son nueve consejos importantes:

  1. Se lo más específico posible: la especificidad es clave para fomentar la gratitud. "Estoy agradecido de que mis compañeros de trabajo me trajeran sopa cuando estaba enfermo el martes" será más eficaz que "Estoy agradecido por mis compañeros de trabajo".
  2. Profundidad sobre la amplitud. Escribir en detalle acerca de una persona o cosa en particular por la que estás agradecido conlleva más beneficios que una lista superficial de muchas cosas.
  3. Se personal. Centrarse en las personas por las que estás agradecido tiene más impacto que centrarse en cosas por las que estás agradecido. Intenta la resta, no solo la suma. Considera cómo sería tu vida sin ciertas personas o cosas, en lugar de simplemente contar todas las cosas buenas.
  4. Agradece los aspectos negativos que  convertiste en algo positivo. 
  5. Ve las cosas buenas como "regalos". Pensar en las cosas buenas de tu vida como regalos nos protege de darlas por sentado.
  6. Intenta saborear y saborear los regalos que has recibido. Saborea sorpresas. Intente registrar eventos inesperados o sorprendentes, ya que estos tienden a provocar niveles más fuertes de gratitud.
  7. Revisa si repites. Escribir sobre algunas de las mismas personas y cosas está bien, pero concéntrate en aspectos diferentes.
  8. Escribe regularmente. Ya sea que escribes cada dos días o una vez a la semana, comprométete a un horario regular para el diario y luego cumple ese compromiso.
  9. Pero… No exageres. La evidencia sugiere que escribir ocasionalmente (1-3 veces por semana) es más beneficioso que escribir a diario. Eso podría deberse a que nos adaptamos a los eventos positivos y pronto podemos volvernos insensibles a ellos; por eso es útil saborear sorpresas.

Fuente: Greater Good in Action