Caminos de dolor. Senderos de bienestar

 “No solo hay un cuerpo a sanar; hay conductas a modificar

 

No solo hay conductas a modificar; hay emociones dolorosas a aceptar;

 

No solo hay emociones dolorosas a aceptar; hay una actitud a decidir;

 

No solo hay una actitud a decidir; hay un amor por reconocer y una paz a vivir;

 

No solo hay un amor por reconocer y una paz a vivir; hay una mente a sanar

 

No solo hay una mente a sanar; hay una coherencia a ejercer

 

No solo hay una coherencia a ejercer; hay un poder a reconocer y una libertad a ejercer;

 

Hay un poder a reconocer y una libertad a ejercer:

 

  • Una realidad en la que percibirse;
  • Una nueva realidad a crear;
  • Una atención a orientar;
  • Un sueño, vocación o misión a sentir; una intuición a la que rendirse;
  • Una consciencia a la que abrirse; una unidad y plenitud a percibir desde la conexión;
  • Una decisión de Ser, un renacer;
  • Un camino interior de transformación personal a recorrer;
  • Un ego o vieja identidad a integrar y trascender ;
  • Una nueva percepción a elegir; una perfección a admirar;
  • y una vida nueva a crear»


Tomas Elorriaga