Escuela de Educación Emocional  606.393.345 / info@humaning.es

El Pasado no ha pasado

No es verdad que el pasado pasó.-

Solemos pensar que el pasado ya sucedió y que se abre ante nosotros un espacio en blanco todavía sin escribir del que tengo el poder de determina qué quiero ser, qué quiero sentir, qué quiero decir y qué deseo hacer.

Si bien es cierto que tenemos ante nosotros un conjunto de posibilidades amplia que podemos materializar, nosotros como observadores y actores de nuestra vida personal y profesional podemos causar lo que queramos siempre y cuando no tengamos lastres del pasado.

Tu y yo, tenemos pasado. En este pasado se ha ido escribiendo en base a las experiencias de nuestra vida y su impacto emocional, lo que es bueno y malo, lo que soy capaz de hacer y lo que no soy capaz de hacer, lo que puedo hacer y lo que no…

Estas improntas se han escrito en nuestra niñez, cuando éramos bebes, cuando estábamos en el interior de nuestra madre, algunas son heredadas de la familia y se comenzaron a escribir años atrás en la historia familiar, en el árbol genealógico del clan y no son nuestras aunque llevamos su carga. Estas experiencias pueden hacer que una parte de ti apunte a la luna y otra parte de ti ligada al pasado se queda mirando el dedo.

El pasado condiciona tu presente y futuro.-

Si va todo bien fenomenal, pero si sientes hoy como adulto que te has puesto limites a lo que podemos llegar a conseguir , si notas que tienes algún impedimento bloqueante, si algo te retiene emocionalmente, si hay cosas que repites sin saber porque, si se producen saboteos en el logro de tus objetivos, si no te das inconscientemente permiso para ser todo lo que puedes llegar a ser, es que hay una parte del pasado que se revive, una parte del pasado que se repite, una emoción bloqueada que repites sin venir a cuento, un sentimiento congelado en el que no te das el permiso de hacer todo lo que puedes llegar a ser y hacer.

En estos casos hay que reinterpretar el pasado porque nos afecta en el presente, hay que reescribir el pasado porque lo estamos fotocopiando para el futuro, hay que disolver emociones autobloqueantes y hay que reimprontar el suceso pasado para que la emoción congelada de hace años no te dañe hoy.

El pasado no ha pasado. Se todo lo que desees ser sin lastres del pasado.