Escuela de Educación Emocional  606.393.345 / info@humaning.es

Hábitos Positivos para el trabajo y la vida

 piensapositivo.png

 

1.-Enfocarse en las fortalezas: Demasiadas veces nos centramos en  nuestras debilidades en vez de detenernos en nuestras fortalezas.  Incluso en las organizaciones ocurre esto, incidiendo en los errores y debilidades de las personas en lugar de maximizar sus áreas fuertes y potenciar sus fortalezas. Sin embargo, un gran número de estudios han demostrado que estamos en nuestro mejor momento en la observación de nuestros puntos fuertes y fortalezas.

 

Las personas que utilizan sus fortalezas todos los días están probablemente seis veces más comprometidas en el trabajo. Los equipos que se enfocan en sus fortalezas son 12.5% más productivos

 

Padre de la psicología positiva El Dr. Martin Seligman y sus compañeros encontraron que cuando usamos nuestras fortalezas de maneras nuevas y diferentes, experimentamos mayores niveles de felicidad y niveles más bajos de depresión. Además, el VIA Institute on Character, en colaboración con la graduada de MAPP, Michelle McQuaid, realizó la encuesta de fortalezas en el Trabajo de VIA y descubrió que el 70 por ciento de los profesionales que usan sus fortalezas en el trabajo cada día, dicen sentirse mas comprometidos e influyentes, en sus lugares de trabajo.


2.-Expresar gratitud:
En lugar de anhelar lo que no tenemos, por el bien de nuestra salud y felicidad, podemos comenzar expresando gratitud por todo lo que tenemos. Agradeciendo por ejemplo a un poder superior, a amigos, familiares, …la gratitud tiene impactos positivos duraderos. Los estudios realizados por el principal investigador de la gratitud Dr. Robert Emmons han encontrado que aquellos que practican la gratitud experimentan mayor alegría, placer, felicidad y optimismo. Por otra parte, una encuesta de gratitud de la Fundación John Templeton descubrió que el 88 por ciento de los profesionales que expresaban gratitud a sus colegas de trabajo eran más felices. Dar "gracias", escribir una carta de gratitud y reconocer las contribuciones de un colega, pueden tener impactos importantes en la felicidad.

 

3.-Ser amable y generoso: Ocasionalmente, podemos quedar atrapados en estar ocupados y olvidar tomar tiempo para la amabilidad. En Give and Take, el Dr. Adam Grant comparte la investigación sobre “cómo dar a los demás” y  tiene un impacto significativo en nuestro éxito y felicidad personal y profesional. Grant sugiere cosas como la búsqueda de oportunidades para hacer un favor a alguien, practicar actos aleatorios de bondad, ofrecerse como voluntario en la comunidad y ayudar a sus compañeros  a desarrollar sus trabajos en base a sus fortalezas. Las bondades simples también importan, como por ejemplo sonreír a un extraño, hacer un cumplido o sostener la puerta para alguien.


4.- Perdonarse a uno mismo y a los demás: A veces nos enredamos en la ira con los demás, o con  nosotros mismos por las fechorías, las desgracias y los errores, pagando un peaje en nuestra salud física y emocional. El investigador principal del perdón, el Dr. Fred Luskin, sugiere que debemos reconocer y permitirnos procesar el daño antes de que podamos avanzar. El Dr. Jack Kornfield, renombrado educador de psicología budista, dice que el perdón no es sólo sobre el otro, sino sobre no infligir dolor en nosotros mismos. El dice, no vale la pena vivir día tras día con odio. En “Los dones de la imperfección”, Bréné Brown sugiere sabiamente renunciar a quienes creemos que debemos ser para abrazar lo que realmente somos.

 

5.Enfocar los pensamientos hacia el optimismo.- Es fácil caer en desgracia cuando experimentamos una adversidad personal o laboral. Sin embargo, tenemos un control inmenso sobre cómo percibimos situaciones. En The Resilience Factor, la Dra. Karen Reivich y el Dr. Andrew Shatté discuten sobre cómo podemos aumentar la resiliencia pensando de forma más optimista y viendo en las adversidades procesos de aprendizaje. David Mezzapelle, autor de Contagious Optimism y 10 Habits of Truly Optimistic People, dice: "El pensamiento positivo significa encontrar el aprendizaje en las dificultades de ayer y hoy y seguir adelante con la confianza de que mañana será mejor ". Pensar de forma optimista se relaciona con mayor felicidad en la vida y el trabajo.


 trainera2.png


6.- Establezcer metas regulares: Tenemos muchas cosas que queremos lograr en un día, en una semana, en un mes o un año. Establecer objetivos a corto y largo plazo para nuestra vida personal y profesional es importante  para la productividad y la felicidad. Caroline Adams-Miller, analiza desde la psicología positiva la fijación de metas. Ella sugiere crear metas que sean desafiantes, específicas, medibles y motivadoras. Esto nos ayuda a construirnos en  la autoeficacia, utilizar el potencial, conectar metas a nuestros valores, sentirnos comprometidos, y ganar motivación.

 

7.- Conectarse con otros: Considere los momentos más felices de su vida. ¿Estuvo solo durante ese  tiempo? Cuando compartimos nuestros momentos más felices, nos encontramos conectados con otros.