Escuela de Educación Emocional  606.393.345 / info@humaning.es

Los conflictos osteoarticulares

Los conflictos que afectan al músculo reflejan desvalorización en relación al movimiento de la estructura, es decir, a lo que hacemos. Los huesos reflejan desvalorización de la estructura en sí, con relación a uno mismo, a lo que somos. Por esto los conflictos que afectan al hueso son de mayor intensidad.

Aunque generalmente hay una situación conflictiva desencadenante, las lesiones del sistema osteoarticular, responden a conflictos reiterativos, de la misma tonalidad, en los cuales se repiten conductas de autodevaluación, falta de respeto e impotencia. La persona repite una situación conflictiva que la desvaloriza y conforma su estructura. El conflicto se repite y se mantiene por sus creencias y sus valores. Cada zona del cuerpo tiene un significado específico en relación con su función real, simbólica, arquetípica o energética. 

El PIE nos conecta directamente con la "madre tierra" ; los conflictos en general están relacionados, de manera real o simbólica, con la madre o la función materna. La madre simbólica es alguien que ejerce la función materna de alimentar y cuidar, ya sea una persona o una institución. Por ejemplo la Seguridad Social o las ayudas económicas del Estado pueden ejercer funciones de madre simbólica; también padre o un maestro pueden asumir este rol es una situación determinada.

LOS DEDOS DEL PIE.- Cada uno de ellos tiene una función y significado determinado. El primer dedo representa una obligación como madre o con relación a la propia madre. El segundo dedo se relaciona con los colaterales, ya sean hermanos, cuñados, cónyuges, compañeros de trabajo y otros. El tercer dedo está vinculado con los problemas de comunicación, con la forma en que se hace circular la comunicación con otros o con uno mismo, con los intercambios y contactos. El cuarto dedo tiene una relación con la injusticia. Para la medicina tradicional china, el meridiano de la vesícula biliar termina en el cuarto dedo. La vesícula biliar se asocia con la cólera reprimida, el rencor y la injusticia. Una lesión en este dedo, indica un conflicto de autodevaluación vivido con cólera reprimida. El quinto dedo está relacionado con el territorio. Según la medicina tradicional china, es donde termina el meridiano de la vejiga, relacionada con organizar o marcar el territorio. 

El PIE PLANO, es el que representa una deformidad de la parte posterior en valgo (desviación del talón hacia fuera) asociada al hundimiento de la bóveda plantar. Es una afección frecuente. Los pies son plano hasta los tres años aproximadamente. Si continua plano después de esta etapa, significa que se busca el afecto de la madre, como un niño que no quiere separarse de ella. Cuando el pie no forma su arco normal, los conflictos de relacionan con situaciones de madres que impiden a sus hijos despegarse, los clavan al suelo, madres que "aplastan" a sus hijos, o bien con el "deseo de quedarme pegado a mi madre".

El PIE CAVO o HUECO, es aquel que tiene una altura de arco longitudinal medial superior a la normal. El pie cavo representa la búsqueda de autonomía en relación con la madre, resistencia ante su agobio, deseo de separarse de ella, rechazo de la fusión. 

El HALLUX ABDUCTUS VALGUS, conocido como juanete o bunio, tiene relación con las obligaciones que se tienen con la madre o que esta impone. Se trata de personas que se sienten bajo el dominio de la madre, o bien se obligan como madres, "algo pesado que me imponen", "no logro despegarme de mi madre". Si el primer dedo se coloca encima del segundo, hay una noción de: "debo actuar porque soy el mayor". Si el primer dedo se coloca debajo del segundo, la noción es: "debo actuar en lugar de los mayores". Si se entrecruzan los tres primeros dedos "hay dificultades para encontrar el camino".

Un ESPOLON CALCAREO, es una calcificación en la zona del talón. El talón es lo primero que se clava en el suelo en el primer paso y lo primero que se despega. Los conflictos tienen relación con el primer paso a dar con respecto a la madre o la función materna: "no tengo derecho a marcharme de casa", "no puedo poner el pie en el suelo para marcharme", "me culpabilizo al pensar que quiero marcharme". 

*Referencias: Tratado en Bioneuroemoción de Enric Corbera y Montserrat Balló.