Yo confío en tí

* Quizás no lo sabes, pero desde que eras pequeña tienes miedo, como yo. Desconfías de lo que te rodea. Pero lo más importante es que desconfías de ti misma. No naciste así, fueron pequeñas inseguridades de otros que se te colaron, poco a poco, hasta calarte los huesos. El ser humano aprende que la vida es un lugar hostil y peligroso desde muy pequeño. 

Lo aprende. Lo aprende de la mano de los adultos que lo acompañan. Ellos tienen miedo, piensan en el futuro y en el pasado continuamente y dejan su presente a la deriva, sin habitar. Y los niños los miran atentos y aprenden. 

En tu cerebro (y en tu corazón) has trazado por repetición conexiones de miedo y desconfianza durante toda una vida...Pero el cerebro es plástico y las conexiones de confianza y plenitud están ahí, esperando a ser los lugares más visitados. 

Solo necesitas apagar la programada voz de tu cabeza, esa que te asusta cuando estás ante un aparente límite. Los límites son mentira y son siempre relativos. Eres mucho más de lo que crees.

heart-1364754_640jpg

¿Alguien te dijo "sé quién eres y yo confío en ti", de pequeña? Solo necesitabas eso. En ti se abren, todos los días, sin que te des cuenta, fisuras en tu amor por ti misma. Y sabes como cerrar esos huecos. Tu corazón te recuerda cómo amar, él vino a eso. 

La vida entera es un desafío de amor. ¿Cuánto estás dispuesta a apostar y a confiar en tí? Eres capaz de decirte ahora eso que necesitaste oír de niña y de curar todas tus heridas. ¿Lo hacemos juntas?

SE QUIEN ERES Y CONFÍO EN TI

* Texto de Cristina Romero publicado en la revista "Mente Sana"